lunes, junio 26, 2006

Sonia Morales, un concierto en Huarás


Este es un episodio del país intenso y pluricultural que vivimos a diario. Sonia Morales y el huayno con arpa, en este marco, son la evidencia de la cantidad de formas de respirar y concebir la cultura musical en el Perú. Crónica, testimonio, alegato, el periodista Omar Robles no se reserva nada en este texto y nos transmite las mismas sensaciones que lo llevaron a escribir las siguientes líneas.

Omar Robles Torre

Tomaré para olvidarte
porque sé que tú jamás volverás
cerveza, ron y guinda quiero tomar
recuerdos imborrables para olvidar...

Con esta letra de uno de sus temas más conocidos, “la internacional” Sonia Morales dio inicio a un nuevo concierto en la andina ciudad de Huarás, después de una exitosa gira por Estados Unidos. Era la una de la mañana. El frío y el poco sueño se fueron para que un público emotivo recibiera a su estrella favorita entre gritos y aplausos. Unas horas antes, las personas que abarrotaban el lugar habían llegado masivamente a la boletería para comprar sus entradas a 15 soles.

El boleto que adquirimos llevaba impreso la siguiente inscripción: “Sonia Morales de exportación – Tours 2005”. Los nuestros tenían los números 087 y 088, éramos los primeros que veríamos cómo poco a poco el lugar del gran concierto se iría abarrotando con las más disímiles personalidades de la sociedad huarasina.

Después de comprar las entradas, nos vimos con la ingrata sorpresa de que un vigilante nos quitó nuestro instrumento de trabajo: el lapicero, por el cual luchamos y sacamos las garras para que nos lo devolviera.

El cantante chiquiano Elio Minaya, acompañado de su arpa, cantaba mientras la gente hacía su ingreso. Luego vino el espectáculo más extraño que he visto en mi vida: Robert Pacheco y los imbatibles ídolos chancayanos, junto a tres bailarines con pantalones anaranjados y con cabello rubio, hacían la coreografía a sus temas de huayno con arpa; en determinado momento, por seguir prolongando el concierto, empezaron a bailar rap y algo de perreo, según el gusto de sus fanáticos. Pero la mayoría había venido a ver a Sonia Morales y quería que ella saliera. Las pifias molestaron a Robert Pacheco que, aun así, insistió en mantenerse en el escenario, hasta que recibió la orden de dar por finalizada su presentación colorida y confusa, en la cual sus canciones dedicadas a amores decepcionados calaban de todas formas en aquel público de extracción campesina conformado por empleadas del hogar, vendedores ambulantes y comerciantes del mercado.

La venta de gorros, bufandas, DVDs y CDs de Sonia Morales empezó temprano, a las diez de la noche. Una señora primero, después un señor alto, se pasearon por toda la pista de baile con sus productos entre los fanáticos que empezaban a empinar el codo. Los vendedores de chicles y caramelos fastidiaban a cada momento tratando de convencernos de que adquiriéramos sus productos.

La cerveza, chica, a cuatro soles, empezó a venderse más. Un señor con casaca marrón apareció en escena para recoger las botellas: con caja en mano, por los lugares donde la gente tomaba, buscaba los envases vacíos que podrían dañar el espectáculo.

Ante el anuncio de su animador, al toque de un tema conocido por su conjunto “Los sensacionales del escenario” y luego del movimiento de su seguridad y algunos policías, Sonia apareció vestida con blusa blanca, chaleco bordado de amarillo y una pollera con motivos de la Cultura Chavín y su nombre, “Sonia Morales, La Internacional”, en fondo rojo. Venía acompañada por un camarógrafo y su manager y esposo, Manuel Espinosa.

Tomaré para olvidarte
porque sé que tú jamás volverás
cerveza, ron y guinda quiero tomar
recuerdos imborrables para olvidar...
Iniciado el concierto, empezó una apretujada y sofocadora fiesta, nuestro baile no era muy feliz. Al lado nuestro, un borrachín empezó a agredir a otro. Los empujones sulfuraban a los más ebrios que iban y volvían de la barra donde vendían la cerveza. Los conatos de violencia se producían en toda la pista de baile, las botellas y vasos regados por el piso, pero Sonia, inmutable, fiel a su espectáculo constituido por las nuevas canciones de su quinto concierto titulado “Por tu amor”. La entrega de los papelitos con los saludos era constante por parte de sus fanáticos, Sonia iba leyéndolos entre canción y canción, y si reconocía a alguien dentro del público lo saludaba.

Su carisma y humildad salieron a flote cuando, a postrimerías del concierto, invitó a subir a sus hinchas a tomarse una foto con ella en el escenario. Todos los que queríamos estar a su lado –aunque sea por unos segundos– formamos una gran cola, pero era tanta la cantidad de gente que nos sentimos aplastados por la turbamulta. Los fotógrafos hacían su agosto, uno de los que integraba su comitiva era el más privilegiado: con una cámara de fotos instantáneas hacía subir a los que ya tenían sus cinco soles listos en la mano.

Después de pelear duro, alcanzamos el escenario y saludamos a Sonia, que siempre se mostraba sencilla. Apenas me tomé la foto con ella, de inmediato su seguridad me sacó de su lado. Los ebrios subían con cuidado, sin faltarle el respeto, aun en su ebriedad sabían que era un instante inigualable para ellos pues se inmortalizarían junto a la diva que tanto admiraban.

Cinco para las cuatro de la mañana: la gente seguía haciendo cola y Sonia no dejaba de cantar sus canciones. Rostros achinados, torpes piruetas, inundaban el local que seguía al ritmo de esta ancashina que demostraba que el huayno con arpa sigue latiendo, pues muchos de sus fanáticos bailaron hasta más de las cinco de la mañana. Pero el sueño en nuestros ojos ya nos había abrazado. Salimos y abordamos el primer taxi estacionado en la puerta. Al alejarnos, comprendimos que habíamos estado en el corazón de un nuevo Perú que empieza a latir.
Omar Robles Torre (Huarás, 1975) es licenciado en periodismo, poeta y director de la Revista Cultural Kordillera. Sus entrevistas literarias han sido reunidas en el libro de título Mishki Rimay (2005). Actualmente labora en el Gobierno Provincial de Yungay y difunde la cultura del departamento de Ancash a través del diario Prensa regional y la webpage www.ancashnoticias.com.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

SEÑOR OMAR ROBLES, CON TODO RESPETO QUE DIRIJO A USTED PARA AGRADECER ESE RELATO DEL CONCIERTO DE LA SEÑORA SONIA MORALES, BUENO TAMBIEN HE LEIDO SU RELATO ACERCA DE ROBERT PACHECO Y LOS IDOLOS CHANCAYANO, CREO QUE NO TODOS TIENEN LOS MISMOS GUSTOS PERO A MÍ EN ESPECIAL ME GUSTA LA MÚSICA QUE HACE EL SEÑOR ROBERT PACHECO Y SUS MÚSICOS, NO PORQUE QUIERA CONTRARIAR A SU PERSONA SINO PORQUE ES ALGO DIFERENTE, GRACIAS POR HABER LEIDO MI COMENTARIO, AH MIS PADRE ES HUARACINO EXACTAMENTE DE CARAZ Y TAMBIEN ES ADMIRADOR AL IGUAL QUE MI MADRE DE SONIA MORALES. ATTE. VICTORIA.

12:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cómo está señor Omar Robles? aquì le escribe otra vez Victoria, con respecto a mi comentario le quiero pedir otra cosa ya que usted sabe que me gusta la mùsica de Robert Pacheco y sus músicos, desearìa por favor me informe algo sobre él, por lo que he leìdo usted es periodista y apelo a su experiencia.

10:03 p. m.  
Blogger AQuiL said...

Esa canción es del grupo guinda, solo para que le rindas los creditos

10:46 a. m.  
Anonymous Gabriel said...

Mis felicitaciones para Omar Robles por sus publicaciones en su página Web.

Atte: Tani Tapia Segovia

gabrielpleb@hotmail.com
karinarobles12@hotmail.com

5:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bueno yo felicito por hacer un buen reportaje de ancash, y si siempre Sonia Morales será la diva

5:15 a. m.  
Anonymous crlos said...

hola sonia mi es grato de dirijirme a usted de decirlo que es muy importante tus canciones i tus conciertos gracias a ti por avernos eho alegrar el corazon del pueblo a todo el peru i el mundo mi grato de dirijirme atu persona es quiciera contratrte pa ra una fiesta patonal del departamento de cerro de pasco provincia daniel alcides carriom yanahuanca para el mes de septiembre del 2008 el dia 14 san exsaltacion de Rocco quicera saver cuanto es costo de cobro para una fiesta patonal de una nohe por favor dime quicera saver i asi aser contrato a pues mi nombre es melanio ramos vicente mi numero e celular es el 998671237 lima peru por favor quiero que me dejes tus mensajes i o numero de celular para poderme comunicar con su persona o en caso contarrio escrivame ami correo elctronico al (Melanio_2009_RV@hotmail.com) o al (un_amor_cincero_2008@hotmail.com )lo espero su mensajes i pues los resultados . urgente na da mas te digo pues i siga para delante con tus canciones de inspiraciones.

1:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home